Chocolate amargo

El poderoso antioxidante protector del corazón

¿Quién diría que el chocolate, además de sabroso, también hace bien a la salud y puede incluso colaborar para la pérdida de peso.

Sin embargo, para que esto suceda el alimento necesita contar con por lo menos 70% de polvo de cacao en su composición, o sea, ser un chocolate amargo (negro). Entre los puntos positivos del chocolate amargo destacan la disminución de riesgos de enfermedades cardiovasculares y de cáncer. Además, el alimento protege el cerebro y puede contribuir a la disminución del colesterol malo y de la presión arterial.

Los flavonoides, especialmente la epicatequina, son las sustancias más importantes del chocolate amargo. Ellas están presentes en el polvo de la almendra del cacao y son un poderoso antioxidante, o sea, actúan combatiendo los radicales libres presentes en el organismo.

Estos flavonoides disminuir los riesgos de enfermedades cardiovasculares y de cáncer, y pueden bajar el colesterol mal, LDL, y la presión arterial. También contribuyen a disminuir las posibilidades de derrames, mejoran la piel y protegen el cerebro.

Este chocolate cuenta con cafeína que es un estimulante del sistema nervioso central, mejorando la concentración y la energía. También tiene un efecto termogénico, contribuyendo a la pérdida de peso.

El alimento también tiene buenas cantidades de magnesio, importante para el buen funcionamiento de los nervios y los músculos y que ayuda a evitar la formación de piedra en los riñones y la vesícula. El hierro está presente en el chocolate amargo y es importante para evitar la anemia. El alimento también cuenta con fibras, sustancia que contribuye a mejorar el transito intestinal.

Chocolate negro 1

Propiedades del chocolate negro (amargo):

Nutrientes del Chocolate Negro (100 gramos):
11 gramos de fibras
67% de la dosis diaria recomendada (DDR) de hierro
58% de la DDR de magnesio
89% de la DDR de cobre
98% de la DDR de manganeso
También contiene mucho potasio, fosforo, cinc y selenio

Beneficios:

Mejora el metabolismo ayudando a adelgazar

Este es uno de los mayores beneficios del chocolate amargo y también uno de los más desconocidos. El aumento del metabolismo. El consumo de chocolate amargo puede aumentar la cantidad de calorías que el organismo utiliza para realizar sus actividades diarias (es decir, el chocolate amargo quema grasa).

El chocolate amargo contiene grasas monoinsaturadas que tienen la capacidad de estimular al organismo a utilizar más energía proveniente de las existencias de grasa. Así, si usted mantiene una dieta equilibrada su cuerpo será obligado a movilizar los stocks de grasa para ser convertidos en combustible para las células.

Para obtener estos beneficios del chocolate amargo los investigadores recomiendan el consumo de 2 a 3 cuadraditos (cantidad que no debe sobrepasar 30g al día) de chocolate amargo con 70% de contenido de cacao.

Disminuye el apetito

Chocolate negro 2

Cuando siente hambre, coma sólo un cuadrado de chocolate amargo con al menos, 70% de cacao. Él creará un estímulo en su cerebro para que se sienta satisfecho con lo que le proporciona, siendo así una gran opción para quien está queriendo adelgazar.

Aumenta la sensación de bienestar

Chocolate negro 3

El chocolate amargo puede alterar el mecanismo de funcionamiento cerebral a través del estímulo para la liberación de algunos neurotransmisores (sustancias que transmiten señales entre las células nerviosas, o neuronas). La serotonina, la endorfina, la anandamida y la teobromina son algunas de estas sustancias que actúan directamente en la sensación de bienestar, reduciendo el estrés y llevando a la sensación de bienestar y euforia.

Propiedades farmacológicas

Un sano estimulante del sistema nervioso central (SNS), causa una acción diurética, vasodilatadora, que tonifica el corazón. También posee dos xantinas, la cafeína y la teoxantina, sustancias estimulantes del SNS. Estas xantinas contienen alrededor de 40 a 60% de lípidos, llamados de manteca de cacao. Pero siendo éste un alimento muy completo, contiene también flavonoides, minerales y algunas vitaminas. Es así un alimento muy completo y poderoso en el combate a la ansiedad, bulimia, obesidad, dolor de cabeza, insomnio y taquicardia.

Protege el organismo - Efecto antioxidante

El chocolate amargo tiene capacidad para combatir los radicales libres. Este alimento posee una molécula que inhibe la oxidación de las otras moléculas. Cuando hay oxidación, producimos radicales libres.

El chocolate amargo tiene alto contenido de antioxidantes. Los antioxidantes son los compuestos utilizados para neutralizar los radicales libres y proteger el cuerpo de sus daños.

Prevención del Cáncer - Combate las enfermedades del intestino

El chocolate amargo tiene buena cantidad de flavonoides que son poderosos antioxidantes. El cáncer tiene relación con la oxidación del ADN, la oxidación excesiva aumenta el riesgo de la enfermedad. Como los flavonoides actúan impidiendo una parte de esa oxidación, ellos acaban evitando el riesgo de cáncer.

Protege el corazón

Al contribuir a la reducción de las tasas de LDL y aumento del colesterol bueno (HDL) y actuar en la reducción de la presión sanguínea, automáticamente la protección contra obstrucciones arteriales e infarto es otra de las ventajas del chocolate amargo. Según una encuesta realizada en Suecia, el consumo de chocolate amargo dos veces por semana resultó en una probabilidad de 66% menor de muerte por complicaciones cardíacas. El mismo estudio reveló que consumir una pequeña porción de chocolate amargo una vez a la semana puede reducir en hasta 50% las posibilidades de muerte por complicaciones cardíacas.

Cómo consumir el chocolate amargo:

El chocolate amargo puede ser consumido puro, pero también es interesante prepararlo con frutas, especialmente las rojas y púrpuras. Esto es porque tienen una fuerte acción antioxidante y en conjunto con el chocolate, pueden ayudar a potenciar los beneficios del dulce.

Evite consumir el chocolate amargo con la leche u otras fuentes de calcio, pues el oxalato presente en el cacao inhibe la absorción del calcio.

historia:

El cacao, fruto del cual se hace el chocolate, es originario de las regiones tropicales de América del Sur y Central.

Para elaborar el chocolate se retira de la almendra que queda dentro del cacao. Es rica en flavonoides, hierro, zinc, entre otras sustancias nutritivas. Después de algunos procedimientos, se extrae una grasa de la almendra, la manteca de cacao, y el resto de ella es molido. Antiguamente, bastaba con coger ese polvo y mezclarlo con aromatizantes para hacer una bebida, pero el resultado era muy amargo.

Entonces, el azúcar fue agregado en la receta, en la época este edulcorante aún no era refinado y la manteca de cacao, que es rica en grasas poliinsaturadas, pasó a ser retirada y luego recogida en la preparación. Así, el primer chocolate estaba compuesto básicamente por polvo de la almendra del cacao, la manteca de cacao y el azúcar.

Esta primera combinación, a pesar del azúcar, contiene muchos puntos positivos. Esto es porque el polvo del cacao es rico en epicatequina, un tipo de flavonoide con fuerte acción antioxidante, y también cuentan con cromo, hierro, magnesio, fósforo, potasio y cafeína. Además, la manteca de cacao cuenta con grasas buenas, las poliinsaturadas, que tienen un efecto protector en el organismo.

Desafortunadamente, con el paso del tiempo, muchos fabricantes de chocolate comenzaron a sustituir la manteca de cacao, que tiene un precio alto, por grasas hidrogenadas, añadieron más azúcar, incluyeron la leche y disminuyeron el polvo del cacao de la receta. Así, el alimento fue perdiendo sus aspectos sanos.

Actualmente hay varios tipos de chocolate, algunos que aún mantienen las características de la producción original y otros que tuvieron los ingresos modificados y por eso ya no proporcionan beneficios.

Conozca cada tipo de chocolate:

Chocolate amargo: Cuenta con al menos 70% de polvo de cacao en su composición. Este alimento no tiene leche, y tiene menos azúcar y grasas. Cuando se consume en cantidades moderadas, hasta 30 gramos al día, puede proporcionar diversos beneficios para la salud.

Chocolate medio amargo: Cuenta con al menos 40% de polvo de cacao en su composición. Posee menos leche y azúcar. Las cantidades de polvo de cacao todavía no son suficientes para proporcionar beneficios considerables a la salud.

Chocolate con leche: Contiene al menos 25% de polvo de cacao en su composición, también tiene leche, lo que hace que el alimento tenga colesterol y grasa saturada. Además, el dulce tiene mucho azúcar y puede tener grasas hidrogenadas.

Chocolate blanco: No tiene polvo de cacao en su composición. Se hace con la manteca del cacao y el azúcar y, desgraciadamente, en muchos casos también lleva buenas cantidades de grasas hidrogenadas.

Deja un comentario:

Tu Kei te espera
Anúncie aquí
Guia del sitio web
Registro de empresa - Guia Canal Japao
Club Mokuhyou Shinbun
Edna Peluquería